martes, julio 16

Alcaldía de La Paz no toma medidas ante los problemas registrados en el río Choqueyapu

Choqueyapu

Después de más de una semana en que se dieron a conocer los daños en el embovedado del río Choqueyapu, aún se puede ver circular multitudes y camiones de alto tonelaje, reprochó el concejal Javier Escalier, quien también pidió al alcalde fiestas julianas austeras para esta gestión.

“Ha pasado ya más de una semana y hemos podido advertir, junto con los medios de comunicación y la ciudadanía, de que los vehículos de alto tonelaje siguen transitando por el lugar; las paradas de los minibuses, que también han dicho que se iban a trasladar a través de una restricción vehicular, siguen parando ahí y, bueno, nosotros lo lamentamos porque lo que hizo el alcalde es meternos miedo”, aseveró el concejal ante los medios de prensa.

Escalier afirmó que este pedido y esta alerta no son más que una cortina de humo que busca tapar y distraer a la población de la mala gestión del alcalde Iván Arias. Respecto a esto, el concejal detalló que no solo aún no llega ningún pedido oficial para aprobar la búsqueda de un crédito de Bs 50 millones, sino que existen graves irregularidades al respecto.

“El alcalde Arias está generando una sensación de miedo en la población para conseguir 50 millones de bolivianos. El año pasado, el secretario de Riesgos (Juan Pablo Palma) ya suscribió un contrato por cinco millones de bolivianos con la empresa constructora Guarachi LTDA para reparar justamente el Tramo 2, que es del que habla el alcalde y que presenta mayores problemas”, reveló.

Mencionó que además en marzo se suscribió un memorándum que amplía el plazo de entrega de esta obra hasta el 7 de octubre y que además disminuye en Bs 49 el monto a pagar.

El artículo tercero, Objeto del Contrato, detalla que “el contratista se compromete a ejecutar todos los trabajos necesarios para la reparación del embovedado del río Choqueyapu tramo calle Yanacocha – confluencia río Apumalla, macrodistrito Centro (Tramo 2), hasta su conclusión total”.

Efectivamente, Escalier aseguró que las barreras de calaminas instaladas a lo largo de la avenida Montes se colocaron el año pasado. “Este contrato nos demuestra que el alcalde Arias sabía desde el año pasado de los daños que tenía la bóveda en este tramo. La principal prueba es que, de haberse presentado todos estos problemas en la pasada época de lluvias, la empresa constructora habría pedido un incremento en el presupuesto”, afirmó.

Esto explicaría también por qué la autoridad edil permitió que la Entrada Folklórica del Gran Poder atravesara justamente esta parte de la ciudad y por qué aún no se han tomado las medidas mencionadas.

Ante la posibilidad de que la tradicional verbena del 16 julio sea trasladada a otra parte de la urbe, Escalier dijo que en este momento la ciudad no necesita de más fiestas, sino de una autoridad que priorice la seguridad de la población.

Nosotros le pedimos austeridad al alcalde. Este 16 de julio de 2024 no necesitamos estructuras gigantescas o artistas internacionales, sino tener tranquilidad y seguridad, apreciar lo nuestro, junto a nuestros artistas y tener paz”, afirmó.//AEP