martes, julio 16

Senamhi reporta 4,087 focos de calor en pleno invierno

INVIERNO

El aumento de las temperaturas en el oriente se debe al ingreso de una masa de aire seco que ha afectado a gran parte del país, especialmente, en el sur.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) reportó 4.087 focos de calor durante la temporada de invierno. Entretanto, el país experimenta extremos climáticos significativos en diferentes regiones, informó la pronosticadora Gielda Mamani.

En entrevista con La Razón Radio, Mamani explicó que la mayor parte de los focos están en Santa Cruz, con 3.611; Beni, 416; La Paz, 24; Cochabamba, 22; Oruro, 5; Pando, 3; Potosí, 3; Chuquisaca, 2; y Tarija, 1.

Sin embargo, en el altiplano se registraron las “temperaturas más bajas a nivel nacional”. En el departamento de La Paz, el municipio de Jesús de Machaca registró 14,1 grados bajo cero, que es la más baja, seguido de Uyuni (Potosí) con -13,2 grados, Viacha (La Paz) -12,1 grados y Salo (Potosí), con -11,8 grados. 

A pesar del clima frío en estas regiones, otra parte del país está sufriendo el efecto opuesto. Anteriormente se emitieron dos alertas meteorológicas de prioridad naranja en el oriente boliviano, que tienen vigencia hasta este viernes, 14 de junio, debido al aumento de las temperaturas máximas, que oscilan entre los 36 y 39 grados.

La pronosticadora aseguró que tanto en el oriente como occidente se registraron récords de calor en regiones como Asunción de Guarayos, Chuquiago, Tomare, Cobija; y la mayor parte de regiones del departamento de Potosí superaron altas temperaturas.

La portavoz aseguró que el aumento de las temperaturas en el oriente se debe al ingreso de una masa de aire seco que ha afectado a gran parte del país, especialmente, en el sur. «Tenemos un ingreso de una masa seca en gran parte del país, aunque sí hay nubosidad en el norte», añadió.

Ante la consulta sobre riesgos de incendios forestales en las zonas afectadas por los focos de calor, Mamani aseguró que la parte más vulnerable es en el oriente. “Ahí se tiene la mayor cantidad de vegetación en cuanto a capas vulnerables para que se pueda propagar (un incendio)”.

Ante esta situación, la portavoz recomendó varias medidas preventivas. «Es crucial que las personas en el occidente se abriguen bien debido a las temperaturas bajo cero y utilicen barbijos. En el oriente, es importante usar gorras y sombreros de ala ancha para protegerse del sol».

También instó a la población a evitar las quemas, que pueden desencadenar incendios forestales por la temporada de chaqueos.//La Razón