martes, junio 25

Las cebras vuelven a las calles paceñas con un programa renovado

CEBRAS

Después de su sentida ausencia por varios meses, las cebras vuelven a las principales calles y avenidas de La Paz. Con un programa renovado, retornan listas para enseñar educación vial e incluso, fomentar la cultura y el turismo.

El Concejo Municipal de La Paz aprobó este miércoles el convenio entre la Alcaldía de La Paz y la Fundación Alalay para dar continuidad al programa Cebras Educadores Urbanos, y realizar trabajos conjuntos.

“¡Tenemos Cebritas para mucho tiempo! Gracias, La Paz, por tu paciencia y apoyo constante!”, se lee en la publicación de Facebook de la Alcaldía.

Las simpáticas educadoras viales, que ya son un símbolo de la ciudad, celebraron la aprobación de la norma en la sala de sesiones del Concejo.

Vemos la alegría de la cebritas, realmente están muy bien representadas (…), más allá de los colores políticos hoy hemos visto que aquí los concejales están viniendo a trabajar para toda la población de La Paz”, indicó la secretaria del Concejo, Lucía Mamani.

Por su parte, la presidenta del Concejo, Lourdes Chambilla, se ofreció a donar tela para la elaboración de nuevos trajes para los educadores urbanos. “Me gustaría que haya más ropa de cebra (…). Voy a donar un rollo de tela para que se pueda hacer más ropa para las cebritas, pero lo voy a hacer con acciones, no con palabras”.

Las cebras paceñas

Estos personajes emblemáticos retornan no solo en su rol de educadores urbanos, sino también con un programa renovado, que incluye la difusión de valores, una cultura de paz, educación vial, fomento a la cultura y el turismo.

Ya aprobada la norma, este año alrededor de 70 jóvenes formarán parte del emprendimiento. Así lo informó el secretario municipal de Culturas y Turismo, Rodney Miranda, durante una conferencia.

Quiero anunciar a toda la población que este año hemos aumentado de 55 cebras en el año pasado, a aproximadamente 70”, indicó.

El proyecto Cebras Educadores Urbanos, referente de respeto y la sana convivencia de los paceños, es un programa de educación vial y ciudadana que inició en 2001. En 2015 fueron declaradas como Patrimonio Cultural Inmaterial del municipio paceño.//La Razón