martes, julio 16

Tras nuevo caso sospechoso de arenavirus, el Hospital de Clínicas aplica protocolo de bioseguridad

ARENAVIRUS

Un joven de 19 años fue transferido de Guanay con fiebre hemorrágica. Los resultados de los análisis se conocerán este martes.

El Hospital de Clínicas de La Paz aplica desde este lunes protocolos de bioseguridad y aisló la unidad de Emergencias tras la internación de un joven de 19 años con sospecha de arenavirus. El paciente llegó desde Guanay, en el norte del departamento paceño, con fiebre hemorrágica.

El doctor Josué Sarmiento, de Emergencias del Hospital de Clínicas, explicó que el joven fue internado la mañana de este lunes y se le realizaron todos los estudios correspondientes; sin embargo, los resultados de las pruebas se conocerán recién este martes. En tanto, el enfermo fue aislado y la unidad de Emergencias aplica medidas de bioseguridad.

“Tiene 19 años y alta sospecha de fiebre hemorrágica, posible arenarivus. Todavía estamos esperando los resultados.  El paciente se encuentra aislado y estamos manejando todas las medidas de bioseguridad posible, está alejado de otros pacientes”, complementó en Unitel.

El médico explicó que, tras conocer su situación, intentaron derivar al paciente a un centro hospitalario que tenga un área de contingencia para evitar contagios; sin embargo, al no tener una respuesta positiva tuvieron que “improvisar”.

Arenavirus

“Hemos buscado derivarlo a un centro donde tengan un área de contingencia, ya que lo que nosotros estamos realizando simplemente es algo improvisado, pero sí necesitamos transferirlo”.

El 10 de junio, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) confirmó la detección de un caso de arenavirus, procedente del norte paceño. El Gobierno, mediante el Ministerio de Salud, activó protocolos con el envío de un equipo al sector a hacer un rastrillaje. El hombre tiene 25 años y proviene de Teoponte.

El arenavirus es una enfermedad vírica ocasionado por un roedor silvestre, denominado colilargo, en su mayoría selvático y el contagio se basa en las heces fecales o saliva del roedor; la transmisión también se puede realizar de persona a persona por las secreciones del paciente, al momento de subir su temperatura.