jueves, abril 25

Vicepresidente de Bolivia inaugura una magistral y prolongada exposición que aboga por la protección de los camélidos en el museo etnográfico de Viena

VICEPRESIDENTE

En el evento inaugural exclusivo celebrado en la ciudad de Viena este viernes en la noche, el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Jilata David Choquehuanca Céspedes, desarrolló la importancia de los camélidos, en el marco de la nueva exposición especial «Auf dem Rücken der Kamele“ que estará puesta en escena a lo largo de una año en esta capital europea. La actividad fue organizada por la Embajada de Bolivia en Austria y el Museo etnógrafico Weltmuseum Wien, reconocido por albergar algunas de las colecciones más importantes del mundo en países europeos.

Durante su intervención, el Vicepresidente destacó el papel crucial de los camélidos en los ecosistemas de América del Sur y otras regiones del mundo. «En este memorable Año Internacional de los Camélidos, estamos reconociendo que son la manifestación de vida desde hace más de cuarenta y cinco millones de años. Estamos reconociendo también que las seis especies vivas de camélidos: llamas, alpacas, vicuñas, guanacos, dromedarios y camellos sostienen complementariedad perfecta con los ecosistemas de las alturas y de los desiertos”, expresó.

Asimismo, hizo un llamado a la acción para proteger los hábitats y derechos frente a las amenazas de los camélidos como la escasez de tierras de pastoreo y agua, las fluctuaciones de precios de fibra y otros desafíos.

VICEPRESIDENTE

En el marco del Año Internacional de los Camélidos, Choquehuanca convocó a la comunidad internacional a apoyar la protección y preservación de estas especies, así como a promover la cultura de la vida y la conservación de la “Madre Tierra sujeto vivo de derechos ante la amenaza de la dictadura de la inteligencia artificial”.

De igual modo, en su alocución, la autoridad boliviana destacó la reciente inclusión del guanaco en la lista de la Convención sobre la conservación de las especies migratorias de animales silvestres como un paso positivo.

El Vicepresidente solicitó honrar la sabiduría ancestral de los pueblos de las alturas y los desiertos que conviven en armonía con los camélidos. “El tiempo ha llegado de unirnos y honrar la vida de los camélidos en sus ecosistemas y preservar su sello genético para las generaciones entrantes”. Su discurso cerró con un llamado a la unidad y el respeto hacia la vida de los camélidos y sus custodios, recibiendo el apoyo y la prolongada aclamación de los asistentes al evento.