martes, julio 16

Mujeres en telecomunicaciones: rompen barreras de género y se convierten en un ejemplo a seguir

MUJERES
  • Trabajan en Tigo y con su dedicación, capacidad y disciplina han logrado liderar y aportar al cumplimiento de los objetivos de la empresa.
  • La firma de telecomunicaciones genera más de 2.000 empleos directos de los cuales el 39% son mujeres y un 35% están en puestos de liderazgo.

Con capacidad, disciplina y dedicación para influenciar en su entorno, Fabiola Moreno, Rubí Arhuata, Yorka Terrazas y Angela Ribera impulsan a más mujeres a cumplir sus sueños. Ellas impulsan a sus pares a superar los desafíos diarios del trabajo y a enfocarse en el desarrollo en equipo, asimismo a lograr metas personales y a brillar con luz propia en un sector comúnmente asociado con los varones: las telecomunicaciones.

Maria Laura Mendoza, Gerente de Comunicación Institucional y ESG de Tigo aplaude el esmero y el profesionalismo que reflejan cada una de estas mujeres que integran diversos equipos de la compañía, destacándose por poseer importantes valores como la proactividad, el trabajo en equipo, la empatía y una excelente comunicación.

“En Tigo tenemos un alto compromiso con la equidad de género, por lo que brindamos las mismas oportunidades de promoción tanto a mujeres como a varones, valorando principalmente su capacidad. Las historias de estas cuatro valiosas mujeres son una muestra de cómo ellas alcanzaron objetivos, y crecieron profesional y económicamente trabajando con mucha responsabilidad y profesionalismo”, explicó.

Ángela Ribera: “Quiero seguir aprendiendo de las personas que marcan la diferencia”

Lleva 11 años trabajando en Tigo. Es la supervisora en Reparación y Mantenimiento de la empresa. Ella empezó su carrera en la compañía en 2013 como técnico en reparación y mantenimiento y durante cada gestión se abrió espacio, aprovechando cada oportunidad para aprender, principalmente de las personas que “marcan la diferencia”, así como ella lo afirma, aportando con su granito de arena en la construcción de autopistas digitales. Su equipo de trabajo está conformado por 33 varones a quienes lidera a diario. Un gran reto para Ribera ha sido el aumento de la capacidad de producción de laboratorio de 1.500 a más de 54.000 equipos procesados mensualmente.

“Con esto vino la ampliación de los equipos físicos, la modernización de los racks y el pintado de equipos. Gracias a estos aprendizajes que me ha permitido Tigo he ido cumpliendo mis sueños personales y vocacionales”, expresó.

Yorka Terrazas: “Con el apoyo de Tigo empecé a ver con los ojos de mi corazón”

Es asesora del Contact Center de Tigo desde hace más de 10 años y hace tres, a causa de un tumor cerebral perdió la vista y desde ese momento los desafíos comenzaron a ser muy grandes. Terrazas cuenta que el área de Tecnología de Información -TI de Tigo le instaló en su computadora un software especial para que pueda cumplir con sus actividades diarias y recibió un gran apoyo de parte de sus colegas de trabajo.

“Yo empecé a capacitarme, busqué ayuda para seguir haciendo lo mismo que hacía con la vista, sentí siempre el apoyo y la consideración de la empresa. Entendí que había dejado de mirar con los ojos de mi cara y empecé a ver con los ojos del corazón. Me volví más sensible, desarrollé otra capacidad. Hoy no veo, pero siento a la otra persona y puedo describir cómo es”, expresó.

Rubí Arhuata: “Todo se puede lograr con respeto, pasión y trabajo en equipo”

Empezó su carrera en Tigo como pasante en el programa Gent-T y actualmente se desempeña como ingeniera de Operaciones & Mantenimiento de Redes Fijas en Tigo. Su equipo de trabajo diario está compuesto por 18 ingenieros, de los cuales 17 son varones.

Ella indica que, durante los últimos dos años ha aprendido que las principales limitaciones las pone uno mismo en la mente al enfocarse en excusas antes que a las oportunidades y habilidades. “Todo se puede lograr con respeto, pasión y trabajo en equipo. Los sueños se cumplen, pero para hacerlos realidad uno tiene que creer en uno mismo y perseverar. Me encanta seguir aprendiendo y creciendo”, explica.

Fabiola Moreno: “Pude salir de mi zona de confort y reinventarme”

Trabaja hace 12 años en Tigo. Inició su carrera como agente de atención al cliente, pasó a ser supervisora del Call Center, supervisora de riesgo crediticio, supervisora de gestión documental, jefe de retención clientes SMB, especialista de planificación y oferta comercial y actualmente se desempeña como especialista financiera en negocios MFS.  “En cada cambio que he tenido en la empresa, he tenido que romper tanto mis barreras mentales, ampliar mis conocimientos y las diferentes habilidades requeridas, las más importantes son que para crecer, uno debe aprender a salir de la zona de confort y reinventarse”, explicó.

Tigo ha logrado marcar varios hitos a lo largo de más de tres décadas en Bolivia y gran parte de los objetivos alcanzados y de las autopistas digitales construidas han sido gracias al trabajo en equipo y sus políticas de género e inclusión.  La firma de telecomunicaciones genera más de 2.000 empleos directos de los cuales el 39% son mujeres y un 35% están en puestos de decisión.