lunes, mayo 27

Naciones Unidas: Choquehuanca denuncia que los operadores políticos del sistema bloquean los derechos de la Madre Tierra

Naciones

Durante el Evento de Alto Nivel organizado por el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas en conmemoración del décimo aniversario de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas, el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Jilata David Choquehuanca expresó que “los operadores políticos bloquean sistemáticamente el reconocimiento y la aplicación de los Derechos de la Madre Tierra”.

La autoridad boliviana denunció que existen operadores políticos del sistema vigente que bloquean sistemáticamente las demandas genuinas que nacen de los pueblos originarios ancestrales.

Asimismo, criticó la denominación de “pueblos indígenas” como una etiqueta pasiva impuesta por sistemas externos y reivindicó la identidad de los pueblos como originarios ancestrales de la Madre Tierra. “Somos pueblos originarios ancestrales de la Madre Tierra, pueblos que desde las civilizaciones precedentes a la cultura occidental han heredado la sabiduría que resiste las exigencias ontológicas, epistemológicas, exigencias de método, de códigos, de ética, sistema de valores, pedagogía, arte y cultura propias”.

La propuesta de Bolivia recibió atención significativa dentro de la comunidad internacional, destacando el liderazgo del país en la temática de los pueblos originarios ancestrales, y su compromiso con la promoción de políticas que no solo reconozcan, sino que también integren, los valores y sistemas de los pueblos indígenas en el contexto global.

El Vicepresidente denunció también que los operadores políticos del sistema promueven que “los pueblos ancestrales originarios participen en los escenarios de las Naciones Unidas como entes desintegrados, desenergizados y desestructurados, porque en las Naciones Unidas los procedimientos regulan los enfoques eurocéntricos, antropocéntricos y egocéntricos, vetando los enfoques cosmobiocéntricos de los pueblos ancestrales originarios, ignorando la sabiduría y sus valores”.

En ese sentido, Choquehuanca enfatizó que existe la necesidad de activar acciones para impulsar en todos los foros de Naciones Unidas y otros ámbitos, el paradigma cosmobiocéntrico del Vivir Bien y las bases de la geopolítica del Vivir Bien, desde la unidad, desde la complementariedad, desde la armonía, desde la hermandad, desde el equilibrio, desde la cultura de la vida, desde la cultura de la paz.

En su alocución, Choquehuanca enfatizó con motivo de esta conmemoración de la adopción del documento final de la Conferencia Mundial sobre los pueblos indígenas ancestrales, la necesidad de reivindicar el rol de los pueblos ancestrales originarios en la lucha contra la civilización del culto a la muerte, civilización de tiranía sobre la mente humana y civilización de sometimiento, con o sin derramamiento de sangre.

Finalmente, realizó una invitación a los jóvenes para recuperar los Códigos del Vivir Bien, de las culturas milenarias y trabajar en la conformación de la Unión de los Pueblos Ancestrales de la Madre Tierra.