martes, julio 16

Raptora del bebé Alex es sentenciada a 17 años de cárcel y su cómplice a 10 años

ALEX

La Fiscalía Departamental de La Paz informó hoy que, en audiencia de juicio oral, se demostró con pruebas contundentes y sólidas que Nieves M.C.G., 35 años de edad, es autora del delito de Trata de Personas cometido en contra del bebé Alex de tres meses, a quien sustrajo con engaños de los brazos de su madre de 16 años en la ciudad de La Paz el 2022, por ello, el Tribunal 1º de Sentencia Anticorrupción y Violencia Contra la Mujer dictó la condena de 17 años de prisión a cumplir en el penal de Obrajes.

Asimismo, los miembros del Tribunal determinaron la sentencia de 10 años de cárcel para la cómplice, ahijada de la principal autora, Keyta G.Q.Q., a cumplir en el penal de Obrajes y para Faustino M.A.U. a dos años de cárcel por Encubrimiento a cumplir en el penal de San Pedro, mientras que el esposo de la autora fue absuelto.

Dentro de la audiencia de juicio, se presentó todas las pruebas obtenidas y registradas en el Ecosistema Justicia Libre del Ministerio Público, como la denuncia de la madre del bebé, el informe psicológico de la progenitora, el informe de radio base de los celulares de autora y los implicados el día del hecho, informe de acción directa, acta de reconocimiento de persona, declaraciones testificales, entre otras que permitieron demostrar la autoría de los sindicados, en ese marco, la autoridad jurisdiccional dictó la sentencia para cada uno de ellos de acuerdo a su participación en el hecho”, dijo el Fiscal Departamental de La Paz, William Alave Laura.

Por su parte, la Fiscal del caso, Sheila Rodríguez, informó que el hecho ocurrió 16 de agosto de 2022, cuando la madre de 16 años del bebé Alex se encontró con Nieves M.C.G., a quien conoció días atrás y le ofreció trabajo en una cafetería en la ciudad de El Alto, posteriormente se trasladaron al negocio donde supuestamente debía trabajar, después le ofreció comprar algunas cosas para su bebé y bajaron juntas hasta inmediaciones de la plaza Eguino de la ciudad de La Paz.

Mientras la menor entró a un baño del lugar, la mujer raptó al infante y tomó un taxi para irse a la zona de Villa Fátima, después llevó al bebé a su casa. La madre hizo la denuncia ante la Policía y cuando la raptora vio las noticias, le dijo a su ahijada que deje al bebé en cualquier lugar, por ello, la joven lo dejó cerca de un colegio en la zona de Miraflores, donde un repartidor de desayuno escolar lo encontró y dio parte a las autoridades”, dijo la Fiscal.

De acuerdo a la investigación, la raptora junto a su ahijada se deshizo de la ropa y objetos de la víctima, vendieron sus muebles y entregaron el domicilio donde vivían junto a su esposo a quien le hizo creer que el bebé raptado era de ellos y que falleció, después habló con Faustino M.A.U., cuidador del cementerio de Villa Ingenio de El Alto, para que entierre un ataúd vacío para sustentar su versión de que su hijo había muerto.