martes, junio 25

Sector inmobiliario: cuatro competencias profesionales para lograr el éxito en este rubro

TLG

El sector demanda nuevos conocimientos y aptitudes. No basta con saber vender, el trabajador debe saber negociar, tener una amplia capacidad de análisis, conocer la legislación y brindar un trato cordial al cliente.

El sector inmobiliario en Bolivia es altamente competitivo. Y para responder con creatividad y estrategia, los profesionales que se suman a este importante rubro deben contar y desarrollar habilidades que le ayuden a comprender las tendencias, conocer las dinámicas locales, dominar el marco normativo, además de tener las denominadas habilidades blandas como la empatía y el orden.

Los trabajadores en diferentes roles deben tener habilidades para planificar, coordinar y ejecutar proyectos, además de conocer herramientas claras en gestión de riesgos y la capacidad de resolver problemas durante el desarrollo de todas las obras. Gustavo Pereyra, Gerente General de The Landmark Group (TLG), destaca cuatro competencias a desarrollar y perfeccionar en el sector:

1. Debe conocer las tendencias y el mercado:

La capacidad de análisis permite a los colaboradores en conjunto a las empresas, evaluar la demanda actual y futura de propiedades en diferentes segmentos del mercado para la toma de decisiones informadas y estratégicas, esto ayuda a satisfacer las necesidades de los compradores y arrendatarios potenciales. Desarrollar proyectos innovadores y únicos, también permite crear una propuesta de valor atractiva y sólida para los inversionistas. Solgard es un ejemplo de esto, el cual propone un diseño inspirado en los bosques verticales con un sistema de energía sostenible.

2. Contar con una profunda capacidad de negociación:

En un mercado donde los precios y las condiciones son altamente variables, la capacidad de negociar efectivamente permite obtener mejores términos para los clientes y la inmobiliaria. Esta capacidad, ayuda a resolver conflictos, superar obstáculos durante el proceso de transacción, construye relaciones sólidas con clientes y genera oportunidades de negocios futuras.

Pereyra recuerda que el equipo de marketing y ventas de TLG, está compuesto por profesionales que desarrollan estrategias efectivas para lograr altas tasas de conversión gracias a su aguda habilidad de negociación. Los trabajadores tienen la capacidad para dialogar abiertamente con diferentes partes interesadas, incluyendo clientes, equipos internos, autoridades locales y otros socios comerciales.

3. Conocimiento de la legislación inmobiliaria:

Entender a fondo la legislación aplicable al sector inmobiliario es crucial para comprender los derechos y responsabilidades de los inversores como del ofertante; así mismo, permite asesorar adecuadamente a los clientes, evitando problemas legales y garantizando transacciones sólidas y seguras.

4. Tener una orientación de servicio al cliente:

Brindar un servicio va más allá de simplemente cumplir con las expectativas básicas. Implica un compromiso continuo con la excelencia en cada interacción, desde el primer contacto hasta la conclusión exitosa de la transacción. Al hacerlo, se construyen relaciones duraderas, donde el cliente, recomienda el servicio y/o piensan volver en el futuro.

“En TLG reconocemos la importancia de estas competencias para sobresalir en la industria inmobiliaria. Nos comprometemos a capacitar a nuestros empleados y colaboradores en estas áreas fundamentales para garantizar el éxito tanto para nosotros como para nuestros clientes”, concluye Pereyra.

Para conocer más detalles de The Landmark Group (TLG) puede visitar: