lunes, mayo 27

UNICEF expresa su preocupación por los infanticidios y pide proteger a la infancia de todo tipo de violencia

UNICEF
Foto Referencial

El Día de la Niña y el Niño en el Estado Plurinacional de Bolivia, es una jornada de celebración, pero también de reflexión sobre la actual situación de las niñas, niños y adolescentes en el país. Especialmente sobre su derecho a la vida y la protección contra la violencia.

En Bolivia durante el primer trimestre de este año se registraron 14 infanticidios, lo que significa que un niño o niña ha muerto cada seis días en manos de quien se supone debería brindarle cuidado. De todos estos casos, solo el 70% de los responsables fueron identificados y en la actualidad enfrentan un proceso penal.

“Es lamentable conocer estos datos, los niños y niñas pierden la vida de manera extremadamente violenta y en lugares donde deberían ser cuidados como es el caso de sus hogares. La manera en que respondemos hoy ante la violencia que los afecta tiene consecuencias directas en las familias y sociedades, de hoy y futuras. Debemos resguardar la integridad de la niñez y adolescencia hoy”, señala Rafael Ramirez, Representante de UNICEF Bolivia.

Según datos de la Fiscalía General del Estado, en Bolivia se reportaron 14 infanticidios entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año. El departamento de La Paz registra la mayor cantidad de casos con diez infanticidios, seguido de Oruro con dos, Cochabamba con uno y Santa Cruz también con uno. Los demás departamentos no registran casos en este periodo.

Comparando con años anteriores, se ha observado un aumento en los casos de infanticidio en Bolivia. En el mismo período, de 1 de enero a 31 de marzo, en 2021 se registraron cinco casos, mientras que en 2022 se elevó a 11 casos y en 2023 disminuyó a dos. Sin embargo, en 2024, los casos han vuelto a aumentar, alcanzando un total de 14. Desde el año 2021 hasta el primer trimestre de 2024, se han documentado 111 casos de infanticidio, con un total de 123 víctimas.

La prevención de la violencia, incluido el infanticidio, requiere cambiar las normas sociales que normalizan el uso de la violencia contra mujeres y niñas, niños y adolescentes. Se requiere un enfoque integral que aborde las causas subyacentes y promueva un entorno seguro y protector para las niñas, los niños y sus familias. Esto incluye medidas que fortalezcan el acceso a servicios de salud mental y apoyo psicosocial, que promuevan la educación y la sensibilización, fortalezcan las redes de apoyo comunitario y se intervenga a tiempo en situaciones de riesgo.

UNICEF trabaja para promover la prevención de la violencia mediante programas dirigidos a apoyar a las familias, se centra en el cuidado de la salud mental y el bienestar emocional de los padres y madres, y promueve relaciones saludables con sus hijos e hijas, así como el cambio en las normas de comportamiento y género. Una de estas iniciativas es la línea gratuita Familia Segura.

Familia Segura es un servicio de apoyo psico-emocional gratuito disponible en todo el país, operativo desde las 6:00 de la mañana hasta la medianoche todos los días. Está dirigido a niñas, niños, adolescentes, padres y madres que necesiten orientación en problemas familiares o de pareja, así como atención psico-emocional. Además, ofrece mecanismos de prevención y respuesta a la violencia en el hogar en coordinación con el sistema de protección. Puede llamar desde un teléfono fijo al 800 11 30 40 o al WhatsApp 77797667 para recibir atención en todo el país.

Es crucial trabajar juntos para proteger a la niñez y prevenir toda forma de violencia, desde padres, madres y cuidadores de familia, hasta instituciones gubernamentales a nivel central, departamental y municipal, así como el Órgano Judicial, la Policía Boliviana, organismos no gubernamentales, sociedad civil y la cooperación internacional.