viernes, junio 21

Vicepresidente exige respeto a la Constitución y califica de “troika extremista” la alianza conformada por Morales, Mesa y Camacho

Vicepresidente

El Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Jilata David Choquehuanca Céspedes, resaltó que el Gobierno Nacional agota esfuerzos para “garantizar las elecciones judiciales” y cualquier acción para viabilizar este procedimiento debe hacerse en el marco del “pleno respeto a la Constitución Política del Estado”.

El Jilata Choquehuanca hizo estas aseveraciones durante su participación en el evento destinado a conmemorar los 80 aniversario de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, llevado adelante esta mañana, en instalaciones de la institución minera, contando con la presencia del Presidente Luis Arce Catacora.

La solución pasa por las elecciones judiciales, por eso, desde el gobierno, estamos promoviendo para garantizar las elecciones y exhortamos, hermanos, a las Comisiones Mixtas que están para eso, a asumir su responsabilidad, a acelerar tiempos, dar certeza a nuestro pueblo. Pero todo lo que se haga tiene que ser en pleno respeto a nuestra Constitución Política del Estado”, sostuvo.

En esa misma línea, el Vicepresidente denunció un “intento de golpe” liderado por una alianza insólita que conforman Evo Morales, Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, quienes a la cabeza del Presidente del Senado, promovieron la realización de una reunión inconstitucional e ilegal de legisladores, en instalaciones de la Asamblea Legislativa, la pasada semana.

“Este pacto, hermanos, está sellado por la firma del acuerdo que otorga al Presidente del Senado capitanear este intento de golpe. Los extremos se han unido, hermanos, en una sola troika. Esto es incompatible con la razón, con la historia, con la lucha de nuestros pueblos”, acotó, previo a remarcar que el pueblo boliviano siempre relacionará a Camacho con la dictadura y a Mesa con el neoliberalismo, siendo este último colaborador del Gonzalo Sánchez de Lozada, responsable de la masacre del 2003 en Bolivia.

Choquehuanca además calificó la polémica alianza como “troika extremista” que recurre a una coalición porque está conformada por “líderes sin pueblo y sin ideas para dialogar”. “Están nerviosos, agresivos, atacan, amenazan con bloqueos de caminos, asaltan; quieren imponer todo a la fuerza. Saben que han perdido la credibilidad, también saben que no van a ganar las elecciones solos, por eso se han unido”, dijo.

Finalmente, el líder nacional mandó un mensaje a los componentes de la “troika extremista”, subrayándoles que “el pueblo tiene memoria” y fueron las organizaciones sociales quienes recuperaron la democracia tras el golpe de Estado sufrido en 2019, por lo mismo, éstas merecen respeto y no deben ser divididas apelando a mecanismos inescrupulosos.

La esencia del Estado de Derecho no se mantiene con golpes, sino con propuestas, uso de la razón, diálogo, y sobre todo, apego a la institucionalidad democrática”, añadió previo a recalcar que algunos supuestos líderes no valoran la defensa del Proceso de Cambio porque no participaron de la valerosa lucha del pueblo.