lunes, mayo 27

Vicepresidente Choquehuanca convocó en la ONU a la conformación de la Unión de los Pueblos Ancestrales del mundo

VICEPRESIDENTE

La mañana de este lunes, desde Nueva York, Estados Unidos, en su discurso en el 23er Período de Sesiones del Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre Cuestiones Indígenas, el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Jilata David Choquehuanca, reflexionó sobre la necesidad de construir una alternativa a la civilización occidental, destacando la resistencia de los pueblos ancestrales contra el colonialismo, capitalismo e imperialismos.

Quiero compartir una cordial invitación a la generación entrante, a la juventud de los pueblos ancestrales para recuperar los Códigos del Vivir Bien de las culturas milenarias y trabajar en la unidad planetaria de los pueblos ancestrales”, remarcó el Vicepresidente.

Los pueblos ancestrales del planeta hemos resistido la colonización y el capitalismo sin dejar de tejer nuestro mundo de utopías,” dijo la autoridad boliviana. Criticó la geopolítica de dominación que ha transformado a los pueblos indígenas en minorías dentro de sus propios territorios, dijo la autoridad “se nos ha otorgado derechos bajo la etiqueta de pueblos indígenas, simplemente para despojarnos de nuestras raíces.”

Choquehuanca, invitó a revitalizar las prácticas y saberes de los pueblos originarios, describiendo el “Tiempo de Cambio del Décimo Pachakuti” como una era crucial para la acción y el empoderamiento indígena. “Es tiempo para utilizar nuestras alas para volar y no para limpiar la basura de las calles de las grandes ciudades.”

El Vicepresidente boliviano también habló sobre la importancia de mantener una relación armónica con el entorno natural como respuesta a la crisis ambiental global. “Nuestros abuelos dicen que solo a los peces muertos se los lleva la corriente, quienes nadan contra la corriente llegan a la fuente,” mencionó, ilustrando la resistencia contra las corrientes destructivas de la modernidad.

El mundo de hoy tiene sus propias corrientes, que arrastran hacia la catástrofe global del planeta o madre tierra y tiene a los pueblos ancestrales que nadan contra la corriente para llegar a la fuente de energía y de la vida y reponer la belleza de nuestra Madre Tierra”, remarcó la autoridad.

Asimismo, refirió a que “el proyecto de vida de los pueblos ancestrales no puede ser reducido al ‘Foro permanente para las cuestiones indígenas’ de las Naciones Unidas” y convocó a constituir la Unión de Pueblos Ancestrales del mundo.

Choquehuanca concluyó su discurso con un llamado a situar a la Madre Tierra en el centro de todas las políticas y prácticas. “Es tiempo de poner en marcha la Geapolítica del Vivir Bien y situar a la Madre Tierra en el centro de la política nacional e internacional“, declaró, resaltando la necesidad de una acción colectiva para enfrentar los retos globales.

En un mensaje profundo a todos los pueblos y naciones del mundo, instó a una reflexión y acción conjunta hacia un futuro donde la solidaridad, el respeto y el bienestar colectivo sean la norma. Choquehuanca dejó claro que el cambio necesario es una oportunidad para todos, especialmente para los jóvenes y las futuras generaciones, para adoptar un enfoque más justo y sostenible hacia el desarrollo global.