lunes, mayo 27

YLB prioriza el uso sostenible del agua en el proceso de la industrialización del litio

YLB

El objetivo es evitar cualquier impacto ambiental significativo, afectar a las comunidades aledañas, a los proyectos o a la fauna o flora de la zona.

A través de estudios hidrogeológicos y monitoreos medioambientales, la estatal YLB prioriza el uso sostenible del agua dentro del proceso de industrialización de los recursos evaporíticos y el litio, informó el gerente de Geología y Exploración de la estatal, Nelson Carvajal.

“Para la industrialización de los recursos evaporíticos, YLB (Yacimientos de Litio Bolivianos) maneja de manera responsable el recurso hídrico a través de estudios, proyecciones y monitoreos de los recursos de agua, salmuera y otros”, explicó Carvajal en una conferencia de prensa desde Potosí. 

Según los datos, los estudios hidrogeológicos y balances hídricos se realizan desde 2014 en las microcuencas Marka Pampa y San Gerónimo, de donde se extrae el agua para las operaciones de las plantas en el complejo industrial de YLB, ubicado al sur del salar de Uyuni. 

En este complejo se encuentran instaladas una planta piloto, una industrial de cloruro de potasio y la Planta Industrial de Carbonato de Litio, inaugurada en diciembre del año pasado.

Capacidad

Los estudios permitieron determinar la capacidad de extracción de 216 litros de agua por segundo (l/s), solamente en una de las microcuencas. De estos, YLB utiliza 22 l/s actualmente, y cuando las plantas del complejo alcancen su máxima capacidad requerirán 100 l/s. “Aun así, el consumo será menor al 50 por ciento del recurso hídrico disponible”.

El gerente Carvajal destacó que la identificación de la zona de extracción del agua, la ubicación de los pozos de exploración, los parámetros de profundidad de perforación, la caracterización de acuíferos y la determinación de la cantidad de agua para uso industrial, sin afectación de acuíferos, están respaldados por los estudios hidrogeológicos.

Los resultados de los estudios fueron socializados con las comunidades aledañas. Estamos trabajando de manera responsable, lo que no se quiere es causar un impacto ambiental grande ni afectar a las comunidades, fauna o flora de la zona”, remarcó.

El jefe del departamento de Medio Ambiente de YLB, Iván Bellido, complementó que dentro del Plan de Gestión Ambiental de la estatal se establecieron 153 puntos de monitoreo de agua, aire, flora y salmuera para controlar los efectos de las operaciones en el complejo industrial. En las tareas de monitoreo participan los comités de aguas de las comunidades aledañas.

“En el marco normativo, YLB cuenta con todas las licencias ambientales de las plantas piloto y plantas industriales. Además se cuenta con las actas de consulta pública de los proyectos, especialmente de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, realizadas en 2018, que establecen el proyecto, las características, los impactos y cómo serán mitigados”, dijo.//Ahora el Pueblo